La vida es sueño: el bululú ha sido para mí un proyecto de investigación teatral con el que he querido recuperar la figura del bululú para acercarnos a La vida es sueño.

“Un bululú es un representante solo, que hace comedias sin ayuda de nadie. Llega a un pueblo, pide una taberna o plaza para representar, reúne a los habitantes y les enseña una obra. Hace todos sus personajes y, cuando acaba, pide la limosna, recoge sus bártulos, sigue su camino y prosigue su estrella.”

(El viaje entretenido, Agustín de Rojas. 1624)

El propio texto de Agustín de Rojas y los personajes de El donado hablador: Alonso, mozo de muchos amos, de Jerónimo de Alcalá, o Guzmán de Alfarache, de Mateo Alemán, han servido de inspiración para la creación de este nuevo texto metateatral.

Con todo, comencé a soñar el nuevo texto de la nueva obra. Se hacía evidente, después de encontrar estos documentos, la necesidad de que la obra fuera un monólogo, protagonizado por un único actor que representara a un también actor que, en la época del Siglo de Oro, recorriera los caminos y los pueblos haciendo teatro. Es así como llegué al bululú. Pero…, ¿quién podría representar este bululú?

Por unos meses, me convertí en una especie de director de casting de actores del Siglo de Oro y acudí a la Genealogía de Varey, donde se enumeran todos los actores de esta época. Y allí, esperándome en el silencio de los siglos,  me encontré con un actor con un currículo bastante extenso, con una historia familiar relacionada al teatro y con unas críticas que me permitían soñar unos inicios de su carrera en solitario, apartado por decisión propia de la familia y con una vida llena de anécdotas. El actor era Sebastián de Prado, hijo del famoso autor de comedias Antonio de Prado y amigo de Calderón de la Barca.


Sobre la obra

Por último, el contexto espacio-temporal que elegí fue el de el Madrid del 1648, donde encontramos a la villa azotada por la prohibición de representarse comedias a causa del luto declarado por la muerte de la Reina Mariana de Austria y el Príncipe Baltasar Carlos. Es así como la obra se desarrolla el 21 de diciembre de 1648, día en el que, pese a las prohibiciones, el rey Felipe IV celebra una fiesta en el Salón Dorado del Palacio donde se estrena El nuevo Olimpo, interpretada por miembros de la Corte. Ese mismo día, en el corazón de la famosa Taberna del Turco, en el mentidero de Madrid, se celebra también una representación muy especial: Sebastián de Prado hará cual bululú La vida es sueño, de Calderón de la Barca.

De ese modo, la nueva dramaturgia encierra, a su vez, información resultante de la investigación que descubre datos que salen a la luz por primera vez, tales como la fecha y el reparto original del estreno de La vida es sueño y datos biográficos de los actores que la estrenaron.

SinopsisSinopsis.html
Sobre la obra
Ficha artísticaFicha_artistica.html
TrailerTrailer.html
Jesús TorresJesus_Torres.html
InicioPortada.html
ContactoContacto.html
GaleríaGaleria_de_imagenes_2.html
Próx. funcionesProximas_actuaciones.html